Blog

Soft Skills: las habilidades más demandadas por los empleadores en el mercado laboral actual

  22-05-2018

¿Qué buscan las empresas en un candidato para asumir un puesto de trabajo? El mercado laboral está cambiando, la globalización y la diversidad de perfiles profesionales, ha generado que las empresas empiecen a buscar en sus futuros empleados atributos personales, que hasta el momento no se tenían en cuenta, son las denominadas habilidades Soft Skills.

Hasta hace apenas algunos años, cuando nos presentábamos a una entrevista de trabajo, las habilidades o conocimientos específicos adquiridos a lo largo de nuestra formación -habilidades técnicas o duras (Hard Skills)- era lo primero que se valoraba para la inserción de un profesional al mercado laboral.

Sin embargo, en pleno siglo XXI, las reglas del juego han cambiado y, han entrado a formar parte importante de un proceso de selección la Inteligencia Emocional y con ello las aclamadas Soft Skills, un conjunto de habilidades o capacidades "blandas" que nos hacen destacar como buenos profesionales y desempeñarnos en nuestro trabajo de forma efectiva. Estas capacidades engloban el lado emocional, interpersonal y social. 

Los numerosos estudios en esta materia, son los que nos muestran que este tipo de habilidades "blandas" son esenciales para contribuir al éxito empresarial, saber trabajar en equipo, tener destreza en la toma de decisiones y resolución de conflictos, facilidad para comunicarse y relacionarse con los demás y ser capaz de adaptarse a los cambios, son algunos de los atributos que los departamentos de RR.HH. de las empresas buscan con tanto anhelo entre sus distintos candidatos. 

 

Las habilidades Hard Skills te ayudan a conseguir la entrevista personal, pero son las habilidades Soft Skills las que te llevarán a conseguir el trabajo

 

Según el estudio realizado en el año 2015 por NACE (National Association of Colleges and Employers), entre las habilidades personales más valoradas en un profesional son las siguientes:

  1. Liderazgo: capacidad de influencia que ejerce una persona sobre los demás y que consigue motivarlos para que trabajen por un objetivo común.
  2. Capacidad de trabajo en equipo: compartir situaciones de equipo, despertando en cada miembro la participación.
  3. Habilidades de comunicación: tanto verbal como no verbal.
  4. Capacidad de toma de decisiones y resolución de problemas.
  5. Gestión del tiempo (habilidades de planificación, organización y análisis).
  6. Habilidades interpersonales: de relación con los demás y poder de negociación.

 

Además de estas habilidades, cabe hacer especial hincapié a otras relacionadas con la Inteligencia Emocional, aquellas que nos permiten reconocer y manejar nuestras emociones y las de los demás.

¿Cómo podemos identificar y potenciar estas habilidades?

  • Conociendo nuestras fortalezas para consolidarlas y nuestras debilidades para superarlas.
  • Reconocer nuestras propias emociones: realizando un diario emocional para comprender su causa, consecuencia emocional y evaluar su intensidad.
  • Hacer un cuadro de diagnóstico de nuestra percepción: lo que pienso de mi (yo público) y lo que piensan y cómo me ven los demás (yo privado).
  • Focalizar los pensamientos positivos y controlar los negativos.

 

Lo importante no es convencernos a nosotros mismos de que somos valiosos, sino saber decir que somos valiosos y por qué.

 

Tania Vilariño. Coach de Emociaccion